Los ácaros son pequeños insectos que no pueden ser vistos de manera directa, ya que son microscópicos y suelen alimentarse de las células de la piel. Estos viven en condiciones cálidas y húmedas, por lo que la cama se convierte en un lugar ideal para ellos. Por otro lado pueden provocar reacciones alérgicas en las personas. Sí bien no existe un método que pueda eliminar completamente los ácaros, si existen ciertos métodos para prevenirlos y para deshacerse de ellos en gran medida.

11-15-cama.jpg_88717827

Para prevenir la aparición de los ácaros, es imprescindible quitar la ropa de cama de las camas con cierta frecuencia, ya que así evitaremos que los ácaros es concentren,

Si la habitación tiene alfombra, es muy importante limpiar y pasarle la aspiradora con cierta frecuencia, ya que de no limpiarla con cierta regularidad, recogerá residuos y podrán aparecer los ácaros.

La húmedad, no sólo de la ropa de cama sino del ambiente en general ayudan a la aparición de los ácaros. En este sentido es importante chequear la misma en la casa, y en caso de que exista, tomar las medidas necesarias.

Por último, se recomienda renovar las almohadas que tengan una antigüedad superior a los 2 años, ya que son propicias a acumular estos bichitos tan molestos.