En aquellas situaciones en las que recibimos un hermoso ramo de flores y lo colocamos en un florero, a los pocos días, éstas seguramente comiencen a marchitarse, sí es que ya no lo están. Por eso, a continuación te daremos unos sencillos consejos para mantener las flores frescas y bellas por más tiempo.

1250398Cuba-Flores-12-Rosas-Rojas-Enlarge

Como primerísima opción, podemos colocar una aspirina en el agua. Éstas contienen el ácido acetil salicílico, que colabora para que las flores puedan conservarse por más tiempo.

Primero aplastamos bien la aspirina, la diluimos con agua tibia, y una vez que ésta se haya enfriado, lo colocamos junto al agua del florero.

Otra opción es colocar un poco de cloro en el agua del florero, ya que éste ayudará a que no crezcan bacterias que tienden a pudrir los tallos y ha largar un mal olor. Es importante regular la cantidad, ya que si sobrepasamos lo indicado, que sería 1/4 de cucharada, también se marchitarán las flores.

Colocar azúcar en el agua de las flores, es otra opción para ayudar a que las flores se conserven por más tiempo. Este método, es comúnmente utilizado en las florerías, ya que además de prolongar su duración, aporta brillo a las flores y hace que los pétalos se mantengan juntos, es decir que no empiecen a deshojarse.