Cuando la casa es muy pequeña y por lo tanto sus espacios también son reducidos, y los consejos de orientación de un diseñador de interiores son muy costosos, existen ciertos consejos útiles que pueden ayudarte a que las habitaciones luzcan más grandes.

descarga

Lo principal a tener en cuenta es que la pintura para los ambientes chicos debe ser de color blanco, ya que éste ayuda a dar luz y crea una ilusión óptica que hace creer que el espacio es más amplio.

Además, a la hora de la decoración, lo ideal es optar por un estilo minimalista, ya que éste se basa en la simpleza de las cosas.

En este sentido conviene que la decoración sea lo más simple posible y en caso de ser posible que sea monocromática, es decir de solo un color o una única gama de colores. Esto vale tanto para la decoración como para los muebles.

Por otro lado, y en relación al color de la pintura, las cortinas conviene que sean claras, ya que al permitir mayor entrada de luz, hará que la habitación luzca más amplia.

Por último, un detalle fundamental es mantener la habitación siempre ordenada, ya que esto ayudará que este espacio siga luciendo como un espacio deseado y ameno.