El burnout es un síndrome que afecta a un gran número de personas, en tanto está relacionado con el estrés laboral.  Se trata de un padecimiento que consiste en un estado de estrés prolongado que se da como consecuencia de los factores estresantes a nivel emocional e interpersonal que caracterízan al trabajo.

Frustrated office manager overloaded with work.

Es un síntoma que tiene sus orígenes en el ámbito laboral y en las características que tienen las relaciones laborales allí. Es decir, si las relaciones laborales se caracterizan por el reconocimiento, la motivación y el interés, no habría lugar para este síndrome.

Lo que quiere decir que en la actualidad, las relaciones laborales están caracterizadas por el no reconocimiento de los logros, la falta de motivación y el desínteres por la vida de los trabajadores y sus necesidad. Y es esto lo que da a lugar al sindrome del burn out.

Los síntomas propios del burn out suelen definirse en relación a tres dimensiones. Una de ellas es el agotamiento, que es no sólo a nivel físico, sino también de nivel emocional.

La suspicacia, se traduce en una actitud distante hacie el trabajo y con ello a todas las personas que lo rodean e él.

La ineficacia, está en relación no sólo al sentimiento de no poder hacer de manera correcta las tareas asignadas, sino que es reforzado por los superiores este sentimiento de la ineficacia por su trato.