Toda persona que tenga un gato como mascota, sabrá que éstos son animales muy curiosos e inteligentes, motivo por el cual explorará todo lo que lo rodea. En este sentido, y cuando éstos están en el jardín, probablemente se sientan motivados a morder las plantas para investigarlas y jugar un poco. Esto puede tener como consecuencia que tu jardín se vuelva un desastre, y para evitarlo,  te daré una serie de consejos.

gato-en-el-jardin-

El primer consejo es atender a las plantas que tenemos en el jardín, ya que hay una amplia variedad que resultan ser tóxicas para los felinos.

En este sentido, conviene chequear la gama que tenemos en el hogar, para apartar o eliminar aquellas que pueden ser peligrosas para nuestra mascota.

Además, como no podemos seguir los pasos de nuestro gato todo el tiempo, existen una serie de trucos que hacen que el animal rechace las plantas. Uno de ellos es colocar cáscaras de naranja en la tierra, quye éstas largan un olor ácido muy desagradable, lo que hará que el felino no se quiera ni acercar.

Por último, otra opción es colocar en la tierra de las plantas un algodón empapado con aceite de clavo, y esto provocará el mismo efecto que las cáscaras de naranja.