Ricos en vitaminas y nutrientes, además de ser muy sanos, los ajos pueden utilizarse y ser incluidos en muchísimas recetas de cocina, obteniendo deliciosos resultado. Una opción novedosa es hacer ajos caramelizados, y para ello te daré unos tips para que el resultado sea extremadamente delicioso.

2013-06-13-2039

Ante todo conseguite una buena cantidad de dientes de ajo. Una vez que estén pelados, habrá que realizarse unos pequeños cortes, un tanto profundos.

En una sartén, previamente calentada, vertimos 2 0 3 cucharadas de aceite, en caso de preferir aceite de oliva, también válido. Una vez que éste haya levantado temperatura y esté bien caliente, ponemos los ajos en el aceite.

Luego de unos minutos, aproximadamente 5 minutos, revolvemos o movemos la sartén, hasta ver que los ajos hayan tomado una tonalidad dorada. La consistencia que buscamos, es que estén tiernos por dentro y crujientes y crocantes por fuera.

Una vez que hayan alcanzado el punto justo, retiramos la sartén del fuego y vertimos los ajos en un recipiente y los dejamos enfriar un tiempo.

Para servir y presentarlos, se recomienda remojarlos en el aceite en el que fueron cocinados, y ya estarán listos para compartir, disfrutar y deleitarse con amigos y nuestros seres queridos.