El glaucoma, es una de las enfermedades oculares más complicadas que pueden afectar a los perros. Los síntomas clínicos de esta afección a menudo tardan en aparecer, lo que hace que su dueño no pueda percatarse de la presencia de esta condición. Si bien es fundamental consultar con el veterinario y llevar a cabo el tratamiento indicado por él, existen distintos remedios caseros y métodos naturales que pueden complementar el tratamiento.

descarga (2)

Es importante descatar que el glaucoma no será curado con los remedios caseros, pero si ayuarán a mejorar la calidad de vida del animal y a aliviarle el dolor que puede causar esta enfermedad. Es por esto que el tratamiento farmacológico no debe dejarse de lado y debe ser constante.

La espinaca, es un vegetal con un alto contenido de carotenoides, que colabora a fortalecer el tejido ocular y de esta manera prevenir la aparición de enfermedades en este. En el caso del glaucoma, introducir en la dieta del perro este vegetal ayudará a que el estado de la enfermedad no empore y a aliviar los síntomas.

La segunda solución natural tiene como estrella el hinojo. Para esto, se lo debe expremir y pasar su jugo por el ojo dañado del perro, con una gasa y de manera suave, ya que ésta planta, debido a sus múltiples propiedades que benefician la salud ocular, ayudará a disminuir la presión del ojo dañado.