El ácido hialurónico se ha transformado en la sustancia estrella, que los especialistas eligen para hacer rellenos estéticos, a pesar del gran arsenal de recursos disponibles. Esta es una sustancia que se encuentra en el cuerpo, que hace lucir al rostro radiante, pero a partir del paso del tiempo y como efecto del proceso de envejecimiento comienza a degradarse y producir sus maravillosos efectos en la piel.

images (53)

En la actualidad, el ácido hialurónico se ha convertido en una fuerte herramienta para combatir los signos del envejecimiento, cuyo énfasis recibe en mantener de pie las estructuras que aseguran el volumen y el soporte del rostro.

Esta sustancia, es producida de modo natural por el organismo, motivo por el cual se encuentra en nuestra piel, y le aporta hidratación y volumen, porque el ácido hialurónico tiene la capacidad de retener grandes cantidades de agua.

Además, entre sus funciones se destaca que es un vector que transporta los nutrientes en el cuerpo, lo que hace que la piel luzca hidratada y suave.

Por el paso del tiempo el ácido hialurónico comienza a degradarse y el organismo no llega a reponer su cantidad.

Pero en la actualidad, existen aplicaciones externas de este ácido, que tienden a rellenar estéticamente los trazos de las comesuras o a definir el contorno de los labios, entre otros.