El hecho de cambiar algun hábito, creo que debe ser un sentimiendo comúnmente compartido por las personas. Hablar de malos hábitos significa hablar de aquellas conductas o compartamientos que en cierto modo incomodan o simplemente no nos gusta. La clave para expulsar definitivamente estos hábitos esta en el compromiso, la fuerza, la motivación y la voluntad real de querer explicítamente un cambio.

images (1)

Como base de un proceso de cambio, esta el proponérselo realmente a éste. Una forma de proponérselo consiste en hacerse cargo y asumir que hay un mal hábito y que es necesario cambiarlo.

La planificación tiene un papel central en un proceso de cambio. Se debe hacer una planificación de cómo se hará para lograrlo.

Siempre es necesario ponerse metas a corto plazo y dar pequeños pasos, ya que más bien lento pero seguros.

Hay que prestar mucha atención a las rutinas, ya que un mal hábito suele formar parte de la rutina diaria, por ejemplo un cigarrillo luego de las comidas. Siempre se recomienda encontrar paliativos y otras alternativas en los momentos en que se acostumbraba a hacer la conducta que se quiere cambiar.

Compartir con las personas cercanas del entorno el proceso de cambio que se está llevando adelante, es una manera de encontrar socios que nos apuntalen y acompañen en la meta.

Por último, hay que tomar las recaídas como situaciones por las que se pueden pasar en un proceso de cambio.