En el invierno, las partes que más sufren los efectos del frío son la cara, las manos, los codos y las rodillas. Sin embargo, estos daños pueden remediarse a partir de tomar en consideración una serie de consejos.

depilacion-11

Ante todo debemos tener presente que, aunque en el invierno algunas partes del cuerpo se exhiban menos, como es el caso de las piernas, no por esto debemos dejar de cuidarlas. En este sentido, por el hecho de que nuestra piel se encuentre recubierta por capas y capas de ropa, no significa que no necesite ser protegida.

De hecho, los expertos aseguran que los daños se afirman con el clima más frío.

De acuerdo con esto, es esencial el uso de protectos solares o bases de maquillaje con filtro UV, ya que aunque en el invierno el sol aparezca menos, los rayos UV siguen manifiestándose y provocando efectos en nuestra piel.

Por otro lado, el invierno es la etapa primordial en la cual a la piel le falta hidratación. Esto se debe generalmente a que, por las temperaturas frías, la ingesta de líquido disminuye considerablemente. Por esto, es que se recomienda el uso de cremas que ayuden a hidratar y humectar la pie.

Por último, en términos generales, para apaliar los distintos efectos que el frío tiene sobre nuestra piel, los expertos recomiendan una hidratación adecuada, en compañía de un buen descanso y alimentación.