La mayoría de las mascotas, sobre todo los perros y los gatos, son animales muy territoriales, por lo que una mudanza se transforma en un proceso crítico para ellos. En este sentido, se puede percibir a las mascotas como perdidas, decaídas, ansiosas o agresivas, en tanto todos estos comportamientos demuestran el duelo por el viejo hogar.

mascotas-y-mudanza

De acuerdo con esto, y para evitar el malestar en nuestros queridos compañeros, conviene tener en cuenta una serie de consejos.

Ante todo se debe tener en cuenta que las mascotas, son seres que absorven todo lo que le sucede a sus dueños, y es por esto que primero debemos intentar relajarnos y armonizar con el nuevo hogar nosotros, para que luego puedan hacerlo ellos.

Es importante que todas las comodidades que nuestra mascota tenia previamente, sigan manteniéndose en el nuevo hogar. Esto implica conservar sus juguetes, cama, manta, etc.

A su vez, conviene buscar un lugar del nuevo hogar que sea apto y adecuado para nuestro compañero, para que ayude a que éste se sienta plácido y cómodo.

Probablemente nuestra mascota explore el nuevo hogar, para poder conocer mejor su nueva casa. Esto debemos permitírselo y dejar que por los primeros días, elija él el lugar de la casa en el que quiere estar.