La cúrcuma es una hierba aromática, comúnmente conocida como recurso culinario que en la actualidad ha comenzado a ser utilizada en formulaciones cosméticas dadas sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes. A continuación hablaremos de sus principales cualidades y un breve repaso sobre sus orígenes.

descarga (3)

Se trata de una planta que viene de la familia del jengibre, y que en la India sus usos culinarios datas desde hace más de 2500 años, aunque recién en el siglo XIII se introdujo en Occidente.

Si bien en la Indica es conocida por su función en la gastronomía, también se la ha utilizado en la medicina ayurvédica y popular. Recientemente la cosmética occidental la ha encontrado como un poderoso aliado para la belleza.

Ante todo se destaca su propiedad astringente, es decir que es ideal para pireles aceitosas, porque les brinda un briollo saludable a la vez que regula la producción de sebo.

Además la cúrcuma es exfoliante, ya que ayuda a eliminar las células muertas y las toxinas, nivelando, suavizando e iluminando el cuttis.

A su vez, se destaca su cualidad antibacteriana y antiséptica, ya que evita el desarrollo y crecimiento de nuevas espinillas o bacterias en la cara, a la vez que combate el acné.

Por último, la cúrcuma es antioxidante y antiinflamatoria, ya que además de ayudar a disminuir los signos del envejecimiento, elimina las rojeces e imperfecciones.