La soledad, suele ser un sentimiento del cual muchas personas disfrutan, pero para muchas otras personas resulta ser muy molesto y incluso en muchas ocasiones, muy doloroso. De todas maneras, es necesario tener en cuenta que la solución para terminar con la soledad no es un enigma, ni se encuentra en un cofre, simplemente en está en nosotros y en quienes se propongan salir adelante.

soledad3

Siempre que se quiera un cambio, el primer paso para este es hacerse cargo de la propia realidad, en este caso de la soledad,

Además al cambio hay que ayudarlo para que suceda, no basta con admitir nuestra soledad y desear un cambio, sino que es necesario una toma de decisión frente a este cambio y obrar en función del deseo que tenemos.

Salir del hogar y del encierro es fundamental para acabar con la soledad. Visitar amigos, salir a pasear, ir a lugares que evocan buenos y divertidos recuerdos, y realizar cualquier otra actividad que nos ponga en contacto con otras personas.

Organizar actividades en grupo, no sólo favorecerá la sociabilización, sino que además contribuirá para pasar un grato momento, que refuerza el autoestima.

Por último, una buena alternativa para salir de la soledad es hacer cosas por los demás, o beneficiar a los demás. Esta actividad mantiene ocupada no sólo la mente, sino también el corazón, lo que produce una alta gratificación en sí mismo.