El invierno ya empezó y uno de sus principales males, cuando de belleza se habla, es la resequedad en la piel, algo que se vé sobre todo en las manos, que empiezan a lucir grietas y escamas. Sin embargo no hay que desesperarse, porque algo queda por hacer para evitar la resequedad en las manos. Mirá los siguientes secretos.

remedios-caseros-para-manos-suaves

No lavarse con agua caliente

Ni el agua muy caliente ni muy fria es buena para evitar la resequedad en la piel, dado que remuven los aceites naturales de la piel que ayudan a mantenerla hidratada. Lo ideal es lavarse con agua tibia, lo mismo que a a hora de la ducha.

Jabones humectantes

lavar-lavarse-manos_CLAIMA20150325_0938_27

Usá estos jabones para lavarse las manos y para el momento de la ducha, dado que otros jabones, que son muy fuertes agravan la resequedad en la piel.

Ser suave para secarse

Una vez que hayas lavado tus manos, hay que secarse de manera suave, dando pequeños golpes con la toalla y no frotándola.

alcohol-en-gel

Ojo con el alcohol en gel

Es esencial evitar abusar de él, porque si bien es ideal para matar los gérmenes, va a ayudar además a eliminar de nuestra piel sus aceites esenciales para que se mantenga hidratada.